Conferencia Episcopal Boliviana

Todavía no hay respuesta de la ciencia acerca de qué provoca el autismo. Hay diferentes grados y cada caso requiere atención diferenciada. Hoy hay una campaña por la mañana en el Hospital Japonés que se ha convertido en referencia.

El Banco Nacional de Bolivia dotó de lentes a personas con autismo como parte de su campaña Veo Veo.

No es que estén en un mundo diferente, ellos son parte de nuestro mundo, dicen los padres de familia de niños con trastorno de espectro autista (TEA) justo hoy que es el día dedicado a ellos para crear conciencia de que el mundo debe ser más inclusivo. “No son normales, esas son las palabras con las que siempre se refieren a nuestros hijos, en especial cuando tocamos puertas en los colegios esperando que los reciban, pero ¿saben qué? Son como cualquier otro niño, juegan y tienen sentimientos”, explica una mamá de 32 años.

Que Natalia logre ingresar al colegio regular le costó mucho, “los profesores no están capacitados para niños así, cuando no solo los niños que ellos llaman ‘normales’ tienen derecho de ir al colegio”, reclama la mamá que por fin consiguió que su niña ingrese a prekínder a sus nueve años.

La madre de familia, que prefiere no dar su nombre, recién supo a los cuatro años que la segunda de sus hijos era autista. “No hablaba, no jugaba con muchos niños y usaba pañal. Uno como padre piensa que es por mucho adulo que se comportan así, su pediatra nunca se dio cuenta que era autista. De lugar en lugar terminé yendo al centro Formamos y es ahí donde he visto progresos”.

Tener un niño autista en casa es un reto grande, requiere de paciencia y perseverancia. “Cuando salgo con ella siempre hace un berrinche porque quiere algo que le gusta y si no lo tiene comienza a gritar, llorar, o se tira al piso y la gente nos mira y yo me siento impotente. No sé qué hacer para que entiendan que no lo hace por malcriada”, cuenta frustrada.

Atención en el Japonés

Hoy, por el Día Mundial de Concienciación sobre Autismo, todos los padres que tengan hijos con sospecha de autismo o que tengan dudas y quieran respuestas pueden ir al hospital Japonés de 8:00 a 10:30. Ahí serán diagnosticados, se les hará los estudios complementarios necesarios e incluso habrá medicación para los que presenten ataques epilépticos.

“No hay día que no tengamos un caso de autismo en el hospital, de cada 100 niños hay un autista, solo que a veces pasan desapercibidos porque piensan que se trata de niños malcriados”, explica Carlos Mercado, neurólogo infantil del Japonés.

El especialista refiere que no se sabe a ciencia cierta qué provoca el autismo. Es una afección neurológica y su desarrollo comienza en la niñez y dura toda la vida. Afecta cómo una persona se comporta, interactúa con otros, se comunica y aprende. El primer síntoma es la falta del habla y la falta de relacionamiento con otros, “no dan ni piden beso a la madre, no comparten con sus hermanos, están en su mundo”, detalla el médico y lamenta que en nuestro medio no hay lugares especializados para atenderlos con ítems de sicólogos, sicopedagogos, foniatras y neurólogos especializados. Mientras tanto, el Japonés se ha vuelto un centro de referencia.

LA CÁMARA DE DIPUTADOS DISTINGUE HOY A LA PERIODISTA LINDA GONZÁLEZ POR SU TRABAJO EN PRO DEL AUTISMO
Hoy, por el Día Mundial de Concienciación sobre Autismo, todos los padres que tengan hijos con sospecha de autismo o que tengan dudas y quieran respuestas pueden ir al hospital Japonés de 8:00 a 10:30. Ahí serán diagnosticados, se les hará los estudios complementarios necesarios e incluso habrá medicación para los que presenten ataques epilépticos.

“No hay día que no tengamos un caso de autismo en el hospital, de cada 100 niños hay un autista, solo que a veces pasan desapercibidos porque piensan que se trata de niños malcriados”, explica Carlos Mercado, neurólogo infantil del Japonés.

El especialista refiere que no se sabe a ciencia cierta qué provoca el autismo. Es una afección neurológica y su desarrollo comienza en la niñez y dura toda la vida. Afecta cómo una persona se comporta, interactúa con otros, se comunica y aprende. El primer síntoma es la falta del habla y la falta de relacionamiento con otros, “no dan ni piden beso a la madre, no comparten con sus hermanos, están en su mundo”, detalla el médico y lamenta que en nuestro medio no hay lugares especializados para atenderlos con ítems de sicólogos, sicopedagogos, foniatras y neurólogos especializados. Mientras tanto, el Japonés se ha vuelto un centro de referencia.

Hoy la Cámara de Diputados en coordinación con la Brigada Parlamentaria de La Paz van a distinguir a la periodista Linda González del programa ‘Aquí estoy’ de Radio EL DEBER por su apoyo y solidaridad hacia las personas con autismo. El acto es a las 9:00 en la Casa Grande del Pueblo.

González apoyó a una organización de padres liderada por Andre Agramont en La Paz, no solo con entrevistas que ayudaron a visibilizar a las personas con autismo, también con gestiones para que empresas e instituciones sumen esfuerzos para consolidar un espacio dónde trabajar por su desarrollo y aprendizaje.

Andre se mueve por su pequeño Franco que tiene esta condición y, pese a que no hay una estadística, se arriesga a decir que en Bolivia hay unas 41.000 personas con autismo. El trabajo de Linda, su interés y entrega fueron motivo para que hoy su periodismo sea puesto como ejemplo.