Conferencia Episcopal Boliviana

Archivo mensual: junio 2019

Escuelas de Cristo, pioneras en la educación indígena y popular en Bolivia

24 años antes de Warisata, Fr. José Antonio Zampa inauguró las primeras cuatro escuelas en la periferia de Potosí para que allí niños de mineros y, después, de campesinos, estudien. Luego se asentaron en el área rural.

Fray José Antonio Zampa fue sacerdote franciscano de origen italiano. Llegó a Sucre en 1894 a los 17 años. En la capital de la República concluyó sus estudios teológicos. Dos años más tarde se ordenó como sacerdote. Fue enviado a trabajar al Vicariato Apostólico del Chaco. Pasó dos años en el Convento Franciscano de Sión (Argentina), donde se impregnó de la Encíclica Rerum Novarum, la primera encíclica social de la Iglesia Católica, promulgada por el papa León XIII en 1891; una carta abierta y dirigida a todos los obispos, presbíteros y catedráticos del mundo que versa sobre las condiciones de las distintas clases trabajadoras.

En algunas  Escuelas de Cristo los niños hacen radio.

De regreso a la ciudad de Potosí, Zampa mostró una “opción preferencial por los pobres”. De esta manera se adelantó a la II y III Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, realizadas en Medellín (Colombia- 1968) y en Puebla (México-1979), que declararon la “opción preferencial por los pobres” e incluso   la Teología de la Liberación.

La Rerum Novarum cuestiona aspectos como “suponer que una clase social sea espontáneamente enemiga de la otra, como si la naturaleza hubiera dispuesto a los ricos y a los pobres para combatirse mutuamente en un perpetuo duelo”. También propone “no considerar a los obreros como esclavos, respetar a ellos, como es justo, la dignidad de la persona, sobre todo ennoblecida por lo que se llama el carácter cristiano” y “unir a los ricos con los proletarios, es decir, llamar a ambas clases al cumplimiento de sus deberes respectivos y, ante todo, a los deberes de justicia”.

Interpelado por la Encíclica de León XIII, Zampa crea en Potosí el Círculo Católico Obrero San José con un estatuto de 51 puntos y prioriza  acciones concretas como la creación de caja de ahorros, patronato de niños y niñas, escuelas, bibliotecas, moralizar la libertad y el trabajo del obrero, curación de enfermos, conferencias religiosas, científicas, sociales e industriales y la creación del primer medio de comunicación masivo de la Iglesia Católica en el país (anterior al diario Presencia 1952), el periódico franciscano La Propaganda, según el libro Escuelas de Cristo, buenas prácticas educativas a la luz del Evangelio, presentado a la reunión de obispos de Bolivia en mayo pasado por su autora Karina García Riveros y Alejandra Martínez, directora del Departamento de Educación de la Universidad Católica Boliviana  San Pablo.

Sigue leyendo