Iglesia Viva 07.09.20// La Fundación Escuelas de Cristo, cumplió este domingo, 6 de septiembre 113 años de servicio  a la Educación en el área rural. Con este motivo Mons. Fernando Bascopé, Obispo Presidente del Área de Educación saluda y felicita a los miembros, animándoles a continuar con el mandato de Jesús maestro: “vayan y enseñen”.    

Mensaje de Mons. Fernando Bascopé:

“Queridos hermanos y hermanas de las Escuelas de Cristo: Quisiera recordar aquellas bellísimas palabras que el Señor Jesús el maestro, antes de subir a los cielos dijo a sus discípulos. (Mateo 28,20.) “Se acercó a ellos y les dijo: vayan y enseñen”. Al celebrar estos 113 años de la fundación de las Escuelas de Cristo, reciban mis felicitaciones recordando estas palabras que, renuevan la vocación cristiana de ser maestros al estilo de Cristo. Y recordar este identidad cristiana que parte del corazón de Cristo. 

Ustedes se llaman Escuelas de Cristo, porque han recibido de Cristo este mandato que les ha dicho: “vayan y enseñen”. Y obedeciendo a Jesús el maestro todos ustedes, a los pies del maestro, están aprendiendo de Jesús el maestro.

A todos ustedes, maestros y maestras de las Escuelas de Cristo, reciban mis felicitaciones porque enseñan a todos los estudiantes, los alumnos, las alumnas, la vida de Cristo, para que ellos sean como Cristo. 

Vayan y enseñen, son las palabras que deben resonar siempre en su corazón. Felicidades y al celebra estos 113 años de la Fundación de las Escuelas de Cristo, busquen siempre hice identidad, búsquenlas siempre en el corazón de Cristo que les dice hoy y siempre: “Vayan y enseñen”. ¡Felicidades y que Dios los bendiga!”.

ESCUELAS DE CRISTO

“Si las Escuelas de Cristo son de Zampa morirán, si son de Dios vivirán” sentenció Fr. José Antonio Zampa O.F.M. antes de transitar a la Casa del Padre un 6 de septiembre de 1935; fecha emblemática para la conmemoración de la Fundación de la Obra Educativa Franciscana nacida el año 1907, en Potosí, con la misión de “Educar buenos cristianos para que sean buenos ciudadanos”.

Zampa y su obra han significado en el transcurso de la historia de la educación boliviana un baluarte grande por la visión educativa evangelizadora que tuvo su horizonte desde la Doctrina Social de la Iglesia, apostando por la educación de los excluidos, trabajando en el concepto de ciudadanía plena y el empoderamiento de los derechos humanos con visión productiva en las comunidades rurales que hoy acompaña en los departamentos de Potosí, Chuquisaca y La Paz en el país.

Una escuela que propone:

–          Que tenga como centro y objetivo a la persona,

–          Que participe en la comunidad eclesial,

–          Que esté abierta a las instancias sociales y comprometidas con las culturas,

–          Que integre a la familia en los procesos educativos formales, y

–          Sea signo profético de los valores del Reino.

El servicio sencillo y confiado de las Escuelas de Cristo en las comunidades educativas es un compromiso de Fe permanente por hacer visible los signos del Reino en la vida de la gente y así desde su cultura evangelizar educando y educar evangelizando.

Con especial atención, se ven los cambios y transformaciones que el Estado propone como política educativa son lecciones aprendidas que se han desarrollado en el itinerario histórico de las Escuelas de Cristo, por tanto, con mirada prospectiva se puede decir que la obra de Fr. Zampa ha alcanzado sus frutos. Ello compromete a profundizar con Fe en los procesos técnico-pedagógicos-pastorales, de innovación y formación permanente junto a los más de 2000 profesores, ofreciendo una educación integral y de calidad a cerca de 40.000 estudiantes en las 436 comunidades educativas que son parte de la historia de la Fundación.