VIVIENDO EL PACTO EDUCATIVO GLOBAL

En ocasión del webinar “Viviendo el Pacto educativo global”, el pasado 30 de junio de 2021 se contó con la presencia de Oscar Pérez Sayago, Secretario General de la CIEC Confederación Interamericana de Educación Católica y la Hermana Carmen Betanzos Yañez, Coordinadora de la Red de Educación de la CIRM.

Dicho evento contó con varias personas responsables de redes de educación católica de la región y analizó los mensajes que Papa Francisco envió a través del lanzamiento del Pacto Educativo Global.

Inició Oscar Pérez respondiendo una pregunta motivadora:

¿Cuál es el mensaje que propone el Pacto Educativo Global a las escuelas católicas?

Oscar Pérez, comentó:

La pandemia nos hace vivir en incertidumbre. Preparamos todo, pero no sabemos si vamos a volver a la presencialidad, vivimos en constante incertidumbre.

Los niños y jóvenes hablan lenguajes distintos, escuchan música distinta, ellos están viviendo la pandemia en su niñez, nosotros no la habíamos vivido así. Nos dimos cuenta que de nada sirve la prepotencia, de nada sirve el orgullo, de nada sirve el dinero, porque el COVID puede dar a cualquiera de nosotros. El Pacto Educativo nos invita a una escucha paciente, tenemos que aprender a escucharnos unos a otros. La iglesia nos habla mucho del acompañamiento; cuando yo acompaño, propongo, no impongo. El Pacto Educativo Global nos invita a escuchar a los niños, a escuchar a los jóvenes, a escucharnos entre nosotros. El Pacto Educativo nos invita a comprendernos mutuamente, porque no sabemos las situaciones por las que estamos pasando.

Papa Francisco nos invita a pensar en el mañana, nos invita a tener esperanza. El Pacto Educativo es la invitación a que la escuela católica forme, primero, estudiantes profundamente unidos a la madre tierra, no se trata solo tener buenas notas. Segundo, hermanados con todos los seres vivos. Tercero, preocuparnos por el otro, cuidarnos a nosotros mismo y cuidar al otro. Cuarto, tener una conciencia planetaria, el Pacto Educativo es el compromiso por la vida, el compromiso por cuidarnos unos a otros, nos invita a estar unidos.

Nos invita a guiar a nuestros estudiantes, porque indicamos el camino, somos pastores, pastores para guiar, para escuchar, para ayudarlos a ir adelante. Esa es la principal tarea de nosotros como custodios del Pacto Educativo, la principal tarea del ser humano es ser custodio de nosotros mismos, ser custodio de los demás y ser custodio de la casa común.

Posteriormente hizo su participación la Hermana Carmen, respondiendo a la siguiente pregunta:

¿Qué visión de la educación nos presenta el Pacto Educativo Global?

Hermana Carmen Betanzos respondió:

Toda la idea del pontificado del Papa Francisco gira en torno a la fraternidad y de esta se desprenden otros temas como el encuentro, la solidaridad, la misericordia, el dialogo y la “confrontación”, porque no se trata de que seamos iguales, sino que a partir de las diferencias nos encontremos y también seamos hermanos.

Primero quisiera apuntalar algunas cosas. El Papa habla de fraternidad y la idea del Pacto no es que se le ocurrió de repente. Desde que él era el cardenal, desde que él estaba en Argentina, traía esta idea madurando, está concretando un pensamiento que tuvo. Cuando lanza el Pacto, habla de la necesidad de reconstruir, porque tenemos una cultura obsesivamente centrada en la persona, auto referenciada, estos jóvenes que estamos educando están auto referenciados y esto va a generar fracturas entre generaciones, entre pueblos, entre población rica y población pobre, entre la humanidad y el planeta. Estas fracturas son las que debemos reconstruir; por esto es por lo que se lanza el Pacto Educativo Global. Papa Francisco habla de juntos, nunca solos, unidos los esfuerzos, necesitamos esto para formar personas maduras que sean capaces de superar estas fragmentaciones, estas polarizaciones. Nosotros fuimos creados para vivir con los demás, pero también para vivir al servicio de los demás.

Desde nuestras diferencias nos podemos comprometer a una causa común, reconocemos a otro diferente, pero no como amenaza, sino como un compañero de viaje. El método educativo del pacto es un movimiento inclusivo, no exclusivo, donde estemos educando a favor de los refugiados, a favor de las víctimas de la trata, a favor de los migrantes y que respete la diversidad. Su característica central es que es un movimiento pacificador y no es de una sola institución.

El principio educativo es que el mundo puede cambiar. Papa Francisco dice que educar es apostar y dar al presente, la esperanza; educar es siempre un acto de esperanza que invita a la coparticipación. La educación es una de las formas más efectivas de humanizar el mundo, en la educación se encuentra la semilla de la esperanza, una esperanza de paz y de justicia, de armonía social.

A manera de conclusión, el pleno se quedó con la idea central de que el Pacto Educativo Global nos invita a dar al presente, la esperanza, a escuchar a los niños, a escuchar a los jóvenes, a escucharnos entre nosotros, a escuchar a la madre tierra, a trabajar en equipo desde nuestras diferencias hacia una causa común.