Impulsamos la CIUDADANÍA ECOLÓGICA desde la educación católica en Bolivia

Iglesia Viva 20.10.21// Despacho Juan Luis Zeballos// Como parte del Ciclo de Conferencias de 2021, con la finalidad de profundizar la propuesta del Pacto Educativo Global del Papa Francisco, el Área de Educación de la Conferencia Episcopal Boliviana, junto a la Casa Editorial Bienaventuranzas y las Obras Educativas así como las Delegaciones Episcopales de Educación, impulsaron el DIÁLOGO: CIUDADANÍA ECOLÓGICA, los días  18 y 19 de octubre, desarrollado mediante transmisión streamyard hacia todos los canales de comunicación virtual de la Iglesia Católica en Bolivia.

El lunes 18, se contó con la participación del Diácono Alirio Cáceres Aguirre, promotor y dinamizador del Movimiento Mundial Laudato Si, quien desde Colombia compartió, en diálogo con Madre Micaela Princiotto, los referentes para fomentar actitudes y valores desde la Escuela que permitan formar personas responsables con el cuidado de la Casa Común, capaces de relaciones auténticas y con una mirada crítica.

El martes 19 participó Mons. Eugenio Coter, Vicario Apostólico de Pando, ilustrando el panorama de la realidad en la que nuestro país se ha sumido y las grandes problemáticas que la atingen, con un llamado fuerte a tomar conciencia de que sólo con nuevas actitudes podemos transformar el camino de miseria que vive nuestro ecosistema y que ello se forma desde las pequeñas actitudes de cuidado que se pueden cultivar desde la familia, la escuela y la comunidad.

Este itinerario de Conferencias desarrolladas desde octubre de 2020  ha permitido conocer en profundidad el conjunto de factores que alientan la iniciativa propuesta por el Santo Padre con el Pacto Educativo Global. Los temas abordados ilustraron sistemáticamente hacia los siete aspectos fundamentales de la propuesta:

  1. Poner la persona en el centro de todo proceso educativo.
  2. Escuchar la voz de niños, adolescentes y jóvenes.
  3. Fomentar la participación educativa de las niñas y las jóvenes.
  4. Considerar la familia como primera e indispensable educadora.
  5. Educar y educarnos para acoger los vulnerables y marginados.
  6. Buscar otras formas para la economía, política y el progreso.
  7. Salvaguardar y cultivar nuestra casa común.

Invitamos a toda la comunidad educativa, siempre expectante de la novedad del Evangelio y del Magisterio del Santo Padre, a poner en práctica los postulados del Pacto Educativo Global a partir de acciones creativas y concretas que permitan profundizar la identidad y pertenencia de las acciones educativas fiel a la enseñanza del Maestro.