Jorge Fernández: Padres de familia y docentes tenemos que dar el paso de renovación en la Educación boliviana

Iglesia Viva 11.02.22// Jorge Martin Fernández Carrasco, es el nuevo Secretario Ejecutivo del Área de Educación de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB).
Jorge Fernández, es padre de familia de dos niños, Isabel de 11 años y Jorge de 14 años, junto a su esposa Cinthia participan del “Movimiento Católico Encuentro Matrimonial Mundial” y toda la familia es miembro de la Parroquia Sagrada Familia de la zona de Obrajes en la Arquidiócesis de La Paz a cargo su Párroco, Padre Gregorio Cabrera. La Educación en Bolivia, una mirada desde la fe
Tras ser posesionado como el nuevo Secretario ejecutivo del Área de Educación de la CEB, Fernández manifestó que toma este cargo con muchas ilusiones y esperanzas, pero también con santo temor a Dios y confiado en Él.
Desde una evaluación a la Educación nacional, Jorge afirma que “la Educación es transformadora, transforma corazones, transforma vidas, transforma pensamientos y hace que en nosotros podamos generar acciones que transmitan a ese Dios de la vida, en el cual hemos sido bautizados y hemos ido creciendo”.
A su vez considera que los docentes se han reinventado en este tiempo, ya que, es una labor inmensa la que van haciendo en el tema de la virtualidad. “Capaces de transformar su labor educativa y por eso la creatividad que hay en ellos es enorme y es algo que debemos valorar como responsables de Educación, si no sabemos apreciar su trabajo podríamos estar ciegos”.
Asimismo ve una renovación creativa en los padres de familia, que en este tiempo han podido apreciar la responsabilidad que supone enseñar y transmitir conocimientos a los niños. “La Iglesia siempre decía que “El padre de familia es el que educa y en el Colegio es el que forma en disciplina y artes”, escuchar a padres de familia que han transformado sus habitaciones en aulas de colegio, muestra un bagaje fuerte de renovación.
Desde la mirada de Jorge, en los estudiantes esta pandemia ha hecho que brote sus “nativos digitales” con mayor fuerza y generen transformaciones inmensas, producción de textos, creación de material audiovisual, entre otros.
En un enfoque de la realidad, también están las limitaciones que ha supuesto llevar adelante una educación virtual, ocasionando la jubilación de docentes que no pudieron entrar en la dinámica virtual, padres de familia que se vieron afectados por la situación económica, el acceso limitado o nulo de internet para los estudiantes, son algunas de las limitaciones de este tiempo de pandemia. Desafíos para la Educación
Jorge Fernández señala que la Iglesia se ha planteado varios desafíos, particularmente con el Pacto Educativo Glogal, “es un desafío enorme. Como educadores padres de familia y docentes, tenemos que dar este paso de renovación, de transformación, de visibilizar a nuestros hijos con un valor supremo, que es, formar en ellos hombres y mujeres íntegros, que tengan valores, conocimientos, una perspectiva y un horizonte de vida”, en un contexto donde muchas veces la inmediatez y el posicionamiento van por delante.
No quedarse en una Iglesia aletargada, sino salir a la misión, esta es una de las presencia de la Iglesia en Educación, es está salida al encuentro de los más desposeídos. ¡No tengan miedo!
Para el nuevo Secretario ejecutivo la fortaleza son los propios niños y niñas. En su mensaje a los docentes les pide “no tengan miedo de llevar adelante este desafío educativo, de equivocarnos, una de las premisas de la Educación es equivocarnos, cuando tú te das cuenta de tu equivocación”.
A los delegados de Educación les anima a ser frente a los temas agobiantes y “atender los rostros concretos de niños y niñas que nos miran como alguien que puede ser su luz y motivador de su vida”.
Como Secretario de esta Área, Jorge Fernández, manifiesta su deseo de ser “ese granito de mostaza, que como dice el Evangelio, empieza de chiquito y si la voluntad de Dios permite, termina en un árbol que acoge a muchas aves”.